Home / NOTICIAS / Rechazo a las vacunas contra el COVID-19 pasa de 22% a 48% en 5 meses

Rechazo a las vacunas contra el COVID-19 pasa de 22% a 48% en 5 meses

Cifra de personas que no desean vacunarse contra el COVID-19 se incrementó en 26 puntos porcentuales desde agosto. Especialistas insisten en que demoras para iniciar campañas podría afectar planes de inmunización.

El mismo día en que el presidente Francisco Sagasti anunciaba la primera compra de vacunas contra el COVID-19, la abogada Rosa Apaza, uno de los rostros más visibles del movimiento antivacunas en el Perú, instaba a la población a rebelarse contra la futura vacunación. Le llamaba un acto que “linda con el genocidio”, en un video que llegó a reproducirse más de 462 mil veces en Facebook, más del doble del alcance que ha tenido el último video del Ministerio de Salud sobre vacunas en la misma red social. Horas antes, desde el Congreso, el parlamentario Posemoscrowte Chagua adelantaba que promovería una demanda de inconstitucionalidad contra la ley que permite su distribución y, al mismo tiempo, aparecían pintas contra la vacunación como competencia al proselitismo electoral que invade las paredes en estas fechas.

En las últimas semanas, el movimiento antivacunas ha persistido y la más reciente encuesta de Ipsos para El Comercio pone en cifras cuánto repercute esto en el futuro de la inmunización: un 48% de peruanos asegura que no se vacunaría. Se trata de más del doble de lo reportado hace cinco meses. En agosto, era apenas un 22% de encuestados quienes no deseaban vacunarse. Hace un mes, la cifra creció a 40%, pero aún era inferior a quienes sí querían (57%). Hoy, sin embargo, ambas posturas comparten la misma cantidad de adeptos.

Temores, efectos y procesos
Según el estudio, realizado entre el 13 y 15 de enero, las dos principales razones para rechazar las vacunas es el temor a posibles efectos secundarios (52%) y su desarrollo acelerado en los laboratorios del mundo (30%).

Para Juan More Bayona, doctor en inmunología comparada e investigador de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), este temor es comprensible considerando que la población no está familiarizada con el desarrollo de las vacunas y su funcionamiento en el organismo. Por eso, sostiene que es indispensable que el Estado promueva una campaña orientada a responder cada una de estas dudas. Las demoras del Ejecutivo para reforzar los mensajes pueden repercutir en la cobertura de la inmunización y, por ende, en la efectividad de la vacuna. “Todo este tiempo ha habido un silencio inentendible del Gobierno. No se comprende la inacción”, señala More

Comments

comments

About admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error:
A %d blogueros les gusta esto: