Mascota del barrio pierde la vida y la comunidad lo despide con honores

Le tenían tanto cariño que decidieron darle la mejor despedida.

Era considerado un servidor del barrio, en vista de que se aseguraba de que todos estuvieran bien cuidados. Se llamaba Manchas, y será recordado por todos como el cuidador de la calle Lurín, en Perú.

Lo único que le faltaba a Manchas, fue un hogar donde vivir. Sin embargo, sí tenía algo asegurado, su comida diaria y mucho cariño por parte de todos los vecinos del barrio, así que podía decirse que estaba muy contento y vivía una vida bastante privilegiada.

Desafortunadamente, Manchas estaba muy mayor y de manera natural se despidió de este mundo. Lo curioso es que todos los habitantes de la comunidad donde vivía quisieron hacerle una especie de despedida. Para ello, usaron una caja del tamaño de Manchas, lo colocaron dentro, lo sellaron y le colocaron flores encima.

No pudieron evitar su despedida de este mundo, su vida se fue apagando poco a poco con el pasar de los años.

Un vecino dijo: “Era como la mascota del barrio. Tenía un carácter amable, todos le dábamos comida, incluso un vecino construyó una casa y vivía en la esquina, como protegiendo la zona”.

Para el acto, estuvo presente un conjunto de música y la compañía de toda la comunidad. Todos concordaron en que este maravilloso perro se merecía eso y más. No solo cuidaba a la gente, sino que disfrutaba estar con ellos, es comprensible por qué era tan querido.

Estas personas demostraron calidad humana, no solo mientras Manchas estuvo con ellos, sino después de haberse ido de este mundo.

About admin

Leer también

SJL: Acusan a comisaría de Santa Elizabeth no atender denuncias / VIDEO

En el programa Buenos Días Perú dieron a conocer presuntas irregularidades que estarían pasando en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: