Home / DEPORTES / Francia – Portugal 

Francia – Portugal 

La final de la Eurocopa se desarrolla hoy

Francia empezó la Eurocopa como un equipo ramplón, sin fútbol ni ideas, tampoco ingenio para desmontar a las defensas rivales. Pero ha ido cogiendo color a lo largo del torneo y se presenta en la final, que se juega en su casa, en el Stade de France. Y por ahí aparecieron de buena mañana el técnico Deschamps, que a cada pregunta respondía de inicio con una broma, junto al capitán Lloris y el lateral derecho Sagna. “Después del partido ante Alemania es normal que haya euforia. Ahora todo va muy rápido, pero estamos preparados para la siguiente batalla”, explicó el portero. “En ese encuentro defendimos como equipo y nos ha dado mucha confianza”, se sumó Sagna. “Pero en una final como esta no hay favoritos”, resolvió Lloris. “Quizá la gente se pensaba que era Alemania, y nosotros la batimos”, remarcó Sagna.

Contento, feliz por alcanzar el choque definitivo, Deschamps no dudó en piropear a los suyos: “La actitud de los jugadores ha sido clave, son fabulosamente competitivos y han demostrado que nunca se rinden”. Aunque le devolvieron la pelota. “El técnico es el arquitecto de todo esto; nos ha hecho estar juntos desde hace cuatro años, nos ha transmitido su confianza y tranquilidad, también su calma de que ganaríamos”, desveló Lloris. Y en eso piensan. “Es un momento especial, una oportunidad única. Pero no tienes que pensar demasiado en eso, sino salir lo más relajados posibles y creer en lo que estás haciendo”, explicó Deschamps al tiempo que reconoció cierta frustración por no poder participar en el campo. “Es genial disputar este partido. Hemos hecho una competición solida como equipo y ahora hay que acabar el trabajo, en el duelo más complicado de todos. Pero tenemos mucha hambre y un fuerte deseo de ganar”, contó Lloris. “Dimos una imagen muy negativa en 2010 –perdieron en la fase de grupos con un motín del equipo- y teníamos que volver y cambiar esto. Queremos que la gente sonría, que Francia sonría”, añadió Sagna. Y Lloris completó: “Estamos orgullosos de la felicidad que se aprecia en la gente. Por eso tenemos que intentar acabar el torneo de la mejor forma posible. Creo que la gente de Francia necesita escapar un poco después de los atentados de noviembre y el deporte une”.

Falta menos de un día para el choque y Francia dice saber a lo que se mide. “Ellos pueden cambiar la formación, son muy organizados y defensivamente muy sólidos. Tienen laterales largos, centran mucho y arriba están Nani y Ronaldo, que salen rápido al contragolpe y tienen mucho talento”, reveló Deschamps. “Pero no es el único que nos puede hacer daño. Tenemos que responder como un equipo”, sugirió Lloris. “Intentaré darle los menos espacios posibles porque es un jugador excelente. Pero no me da miedo”, agregó Sagna. Francia, en cualquier caso, cuenta con Griezmann, pichichi del torneo con seis goles en otros tantos partidos. “Es muy importante para nosotros”, zanjó Deschamps a la vez que le sugería también para el Balón de Oro.

París se ha volcado al fin con la competición, y el día de la semifinal se escucharon por las calles cánticos y bocinazos sin parar hasta altas horas de la noche. “Pero no tengo presión ni estrés. Excitación, seguro. Y siento la adrenalina. Es un momento muy importante en mi carrera y aunque es muy difícil ganar títulos, tenemos el privilegio de poder hacerlo en casa, en París”, intervino Deschamps. “No fue fácil, pero paso a paso nos hemos ganado el crédito. Mañana tenemos la oportunidad de hacer historia y es una oportunidad única en nuestras carreras”, apostilló Lloris; “si miramos el primer partido y el último, creo que se ve que vamos en la dirección correcta”. Portugal será el juez definitivo.

Comments

comments

About admin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error:
A %d blogueros les gusta esto: