Home / NOTICIAS / Escuela pública de San Juan de Lurigancho forma nueva generación de periodistas

Escuela pública de San Juan de Lurigancho forma nueva generación de periodistas

 

Andina.- El colegio inicial N° 115- 10 – El Mundo del Saber – es muy popular en San Juan de Lurigancho, los padres de familia que viven por la zona “pugnan” por matricular a sus pequeños retoños porque se han enterado que los niños y niñas que estudian allí aprenden a pensar, curiosear y hacer preguntas con libertad y alegría.

¿Cuál es el secreto del éxito de esta escuela pública, ubicada a la altura del paradero N° 5 de la avenida Wiese en el distrito más poblado de Lima Metropolitana? La directora Carmen Najarro Febres cuenta, con modestia, que la metodología de enseñanza parte de considerar a la escuela como una gran aula y, cada aula, una casa.

Así, esta escuela de educación inicial ha organizado la Casa de la Comunicación o Willay wasi, un espacio donde se les enseña a expresar sus ideas. La profesora Cecilia Bravo cuenta jubilosa del esfuerzo que hacen por sacar adelante esta aula pues han encontrado que la mejor manera para que los niños y niñas aprendan a hablar con coherencia y coordinar sus palabras, es a través del periodismo.

Y es verdad. Al ingresar al salón uno puede observar cómo conversan entre ellos, hacen preguntas a su entrevistada o conducen su programa de radio. Tienen acondicionados un set de televisión, una cabina de radio y una sala de redacción. Todo al nivel de su tamaño: sillas para hacer entrevistas, cámaras, micrófonos, todo lo necesario para que un profesional del medio ejerza el oficio.

“Diariamente llegan con un tema que les interesa, ya sea porque lo han visto cuando están camino al colegio o porque lo ven en la televisión. Cuando se desbordó el río Rímac, ellos estaban muy preocupados, querían saber qué pasaba y preguntaban mucho. Nosotros les explicamos que era el Niño Costero y lo contaron por la radio y la televisión”, cuenta.

Najarro y Bravo coinciden en mostrar que la mejor manera de aprender en esta etapa de la vida es jugando y siendo escuchado y valorado por los adultos. Lo que ven y dicen de su vida cotidiana en la tienda, centro de salud, restaurante o casa es una oportunidad para aprender.  “Nos interesa mucho que disfruten lo que aprenden”, afirma la directora.

Otras casas, otros saberes

Mientras se desarrolla esta entrevista, las carcajadas de los niños, los pasos ligeritos, las voces agudas que no detienen su hablar, funcionan como telón de fondo efectivo para mostrar que la educación jugando es real. Para Najarro Febres – “miss Carmen” – un recuerdo le sirve como piedra de toque.

La lectura de cuentos de su padre cuando regresaba a casa después de una larga jornada de trabajo. Ella esperaba ansiosa la llegada de su progenitor, para escuchar la historia del ogro o Caperucita Roja que él le contaba con lujo de detalles.

De la misma manera en Watiqay wasi (Casa de la Investigación), donde se les enseña a experimentar, validan sus descubrimientos, desarrollan sus propios conceptos, combinan colores. “Nos interesa que hablen a partir de lo que hacen y no de lo que le dicen”, vuelve a comentar miss Carmen.

 

 

Comments

comments

About admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: