El país necesita que la construcción crezca para reducir la pobreza y la informalidad

De acuerdo al análisis del último Informe Económico de la Construcción, la pandemia del COVID 19, la larga crisis política que vive nuestro país, un frente externo complicado por conflictos comerciales y militares y la recurrencia de fenómenos naturales severos han reducido las tasas de crecimiento productivo. En este contexto, la inversión, la producción y el empleo se contraen y el sector construcción es uno de los más afectados en el primer cuatrimestre del 2023, poniendo cuesta arriba las posibilidades de una recuperación en lo que resta del año.  

Sobre el incremento de la pobreza e informalidad en el país, CAPECO estima que el producto bruto de la construcción se ha retraído 10.8% entre enero y abril del 2023, sumando cuatro meses consecutivos a la baja a un ritmo de dos dígitos en todos los casos. El INEI ha calculado una contracción de 12.4% de la producción sectorial durante el mes de noviembre, a consecuencia de una reducción de 15.3% en el consumo de cemento (sumando siete meses consecutivos a la baja) y de 3.0% en el avance de obra pública, en lo que constituye el primer resultado negativo de este indicador desde mayo del 2022. Para el mes de abril, se espera otra caída de la actividad constructora (-10.6%), debido a una nueva disminución en el consumo de cemento de 17.3% – la tasa más alta desde junio del 2020 – y pese a la recuperación de 9.1% en la obra estatal. En el primer trimestre de este año, este sector experimentó el peor resultado (-11.5%), seguido de las telecomunicaciones (-9.4%), de las actividades financieras y de seguros (-6.6%), manufacturera (-0.3%) y agrícolas (-0.2%). 

De otro lado, de acuerdo al gremio, en el primer cuatrimestre de este año se invirtieron 9,121 millones de soles de los presupuestos de inversión pública, constituyendo un nuevo récord histórico y un alza de 9.1% respecto al mismo periodo del 2022. Sin embargo, tal y como viene ocurriendo desde el inicio del 2023, la ejecución de las municipalidades fue deficitaria al cierre de abril, contrayéndose en 19.2%. En general, transcurridos estos primeros cuatro meses del año se ha ejecutado un 14.8% del dinero asignado para inversiones, el tercer mejor desempeño de los últimos catorce años, luego del 15.9% del 2021 y del 15.4% del 2014. 

El desembolso de créditos hipotecarios se ha retraído en 24.8% al cierre del primer trimestre, lo que se explica por la drástica disminución de 34.4% en los préstamos otorgados por las instituciones financieras con sus propios recursos, aunque también las operaciones fondeadas por Mivivienda S.A. sufrieron una leve caída de 0.5% y alcanzaron una participación de 37.3% en el otorgamiento de estos créditos, nueve puntos porcentuales más que en el periodo enero-marzo del 2022 (Ver Anexo 1). 

«Es necesario que el Ministerio de Vivienda ejerza su atribución de ente rector nacional en materia de urbanismo y desarrollo urbano, para promover la vivienda social en todas las áreas urbanas en las que sea posible, y muy especialmente en los distritos de estratos medios y medio-altos de Lima y de las principales ciudades del Perú», indicó Guido Valdivia en su último Informe Económico de la Construcción (IEC #65). «Se debe asegurar los recursos necesarios para maximizar los niveles de operación de los programas Techo Propio y Mivivienda, que podrían alcanzar un nuevo récord el presente año» explicó. 

Por otro lado, las grandes obras públicas relacionadas al transporte formal en Lima Metropolitana y ciudades al interior de país, y también las privadas como el Mega-puerto de Chancay (Ver Anexo 2), pueden brindar soporte y ayudar a la recuperación de sector. «El financiamiento de estos grandes proyectos de infraestructura vial requiere la participación de gestores privados con experiencia y buena reputación, y para la recuperación de estas inversiones es indispensable fijar tarifas de peaje razonables», explicó Guido Valdivia. 

«Es innegable que prácticamente todos los segmentos de la actividad constructora se encuentran en una situación complicada, que necesita ser enfrentada con sentido de urgencia, mente abierta y voluntad de diálogo entre los diferentes actores vinculados al sector», señaló Valdivia. El Director Ejecutivo de CAPECO también indicó que se requiere diferenciar las iniciativas de corto, mediano y largo plazo, que servirán para la reactivación de los proyectos en marcha. 

About admin

Leer también

Chilca: cuatro razones para invertir en una casa cerca de la playa

En medio del crecimiento constante de la oferta inmobiliaria al sur de Lima, Menorca Inversiones …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: